Climas y Regiones

Argentina posee bellezas naturales de excepción, ya que abarca un territorio muy diversificado de montañas, mesetas y llanuras, con todos los climas.

Posee varias regiones climáticas y paisajísticas:

 

REGIÓN NOROESTE

Se destaca por un clima cálido, con montañas de variados colores, la altiplanicie de la Puna, las quebradas, los valles y los característicos asentamientos poblacionales, de gran riqueza histórica.

Formado por un altiplano, ofrece un contraste sorprendente con su altura que llega a los 4.000 m. Limita al oeste por la cordillera de los Andes, frontera natural con Chile donde se encuentran alturas hasta 6.400 m. Está región es definida como "Puna" que significa "región de altura" en quechua, donde vivían los indígenas que practican la agricultura. Las condiciones naturales son difíciles y no contribuyen al desarrollo de este territorio que vive mayormente del turismo y de la extracción minera. Es en esta región que las raíces indígenas y gauchas sobrevivieron. Solo los valles que interrumpen el altiplano son fértiles y permiten la cosecha de la caña de azúcar, del algodón, del tabaco y de las frutas. La vid domina las regiones de Salta y Mendoza.

 

REGIÓN NORDESTE (EL LITORAL)

Área mayormente forestal con selvas de clima subtropical, esteros y lagunas. Posee en su parte norte, clima subtropical y en el sur, más templado. Posee gran riqueza en flora y fauna. Está surcada por grandes ríos y contiene en su territorio lomadas, lagunas y esteros.

Tres grandes ríos abrazan esta extensa región: el Iguazú, el Paraná y el Uruguay. Zona de tierras rojas y de selvas vírgenes, el litoral de la República Argentina esconde escenarios de exuberante belleza, como las Cataratas del Iguazú, los Saltos del Moconá, los Palmares de Colón y los Esteros del Iberá.

Las ruinas de San Ignacio, los baños termales de Roque Sáenz Peña, el Monumento Nacional a la Bandera son algunos de los atractivos que invitan a descubrir la región.

El visitante puede realizar agroturismo y conocer plantaciones de yerba mate, algodón y cítricos, rodeado por la pródiga vegetación silvestre de las selvas subtropicales. Las jornadas de pesca deportiva en los caudalosos ríos se encuentran entre las actividades más características y fascinantes de la zona.

Con una importante infraestructura turística, ciudades como Rosario, Santa Fe, Paraná, Corrientes y Posadas conjugan la belleza paisajística con circuitos históricos, arquitectónicos y culturales, brindando múltiples actividades tanto para el día como para la noche.

En el mes de febrero, el Carnaval de Gualeguaychú y el de Gualeguay hacen sentir al turista la influencia carioca del vecino país a través de la música, los colores y el ritmo de los cuerpos danzantes.

 

REGIÓN DE CUYO

Posee características montañosas (en ella se encuentra el cerro Aconcagua), clima templado y árido. Sin embargo, la mano del hombre por medio del riego la ha transformado en ideal para la actividad vitivinícola.

Zona de contrastes, es una región montañosa árida, pero surcada por caudalosos ríos con agua proveniente de los Andes.

El turismo de aventura ofrece múltiples alternativas como el rafting, andinismo (principalmente en el cerro Aconcagua, el más alto del hemisferio occidental), trekking y muchas otras.

El camino hacia la cordillera para llegar al Paso de la Cumbre (que llega a Chile) desde Mendoza es espectacular, con hermosos lugares como Potrerillos, e importantes sitios históricos como el Puente del Inca.

En San Juan, el imponente Parque Nacional Ischigualasto (también llamado Valle de la Luna), posee restos fósiles de dinosaurios, formas geológicas, huellas, y rocas de curiosas formas erosionadas por el viento.

Para superar los cordones montañosos, los ríos profundizan sus cauces y dan lugar a imponentes gargantas como la del Cañón del Atuel, de un colorido y belleza singular.

Los deportes invernales están presentes en varios centros de ski, entre los que se destaca el del Valle de las Leñas.

Fuentes termales completan la oferta turística de la región.

 

REGIÓN PAMPEANA

Las sierras del centro de Córdoba y San Luis poseen un clima templado y seco muy benigno, con numerosos ríos y espejos de agua artificiales. De clima templado, posee las tierras más productivas del país (y una de las mejores del mundo) para la actividad agrícola ganadera. Su planicie es sólo interrumpida por las sierras de Tandil y Ventana. Al este posee extensas y concurridas playas sobre el Océano Atlántico.

El paisaje que domina Argentina es la Pampa, la "llanura inmensa" en lengua quechua, que representa el cuarto de la superficie del país. Este inmenso territorio es una sucesión de campos de cereales y de ganados. Los 2/3 de los argentinos ocupan esta región: viven cerca de los grandes ríos, de las ciudades como Rosario, La Plata, Santa Fe y la gran metrópoli de Buenos Aires. Solo las mesetas  del centro del país, alrededor de La Rioja, San Juan, Córdoba y Santiago del Estero cortan el llano de la Pampa.

 

REGIÓN PATAGÓNICA

La región más extensa. De clima más frío (acentuado en la parte sur), al oeste está constituida principalmente por un paisaje montañoso surcado por espectaculares bosques, lagos y glaciares; al centro por una meseta árida; y al este por extensas playas que cuentan con variada fauna marina para avistar. En el extremo sur de esta región es el punto más austral del mundo.

Patagonia se divide en 2 regiones: el llano y la región de los Andes. El llano está formado por una parte semiárida donde se encuentran inmensos campos para los ganados. La región andina se caracteriza por la presencia de picos a más de 4.000 m, lagos y glaciares. Con sus 70.000 habitantes, San Carlos de Bariloche es la estación de esquí la más conocida de Argentina.

La densidad de Patagonia llega solamente a 1.3 habitantes por km2; los corderos, criados en las estancias que se encuentran en toda Patagonia, son los verdaderos ocupantes de la región. La población se concentra en las zonas petroleras, en los oasis agrícolas, y en los centros turísticos de montaña. 

En Tierra del Fuego se encuentra Ushuaia, la ciudad más austral del mundo. Las posesiones de territorio argentino se extienden hasta el Antártico.